Icono del sitio

Kristersson ofrece a Orbán reunirse en Bruselas para acelerar la ratificación de adhesión de Suecia a la OTAN

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) –

El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, ha ofrecido este jueves a su homólogo húngaro, Viktor Orbán, reunirse el próximo 1 de febrero en Bruselas para «intensificar el diálogo» entre los dos países con la vista puesta en lograr la aceleración de la ratificación por parte de Hungría del protocolo de adhesión de Suecia a la OTAN.

Así, Kristersson ha respondido a la carta enviada esta semana por Orbán, en la que el mandatario le invitaba a visitar Hungría y «negociar» la adhesión. Si bien desde el Gobierno sueco señalaban que el acuerdo político ya existe y que no cabían nuevas vías de diálogo sobre este asunto, el primer ministro sueco ha respondido ahora que «coincide» en que mantener más conversaciones al respecto sería «beneficioso» para ambas partes.

En este sentido, el mandatario sueco ha indicado, además, que está dispuesto a «abordar todos estos asuntos de forma exhaustiva en Budapest en un momento que sea conveniente para ambos», por lo que ha dejado la puerta abierta a una posible visita, tal y como refleja la misiva, a la que ha tenido acceso la cadena de televisión SVT.

La fecha fijada por Kristersson coincide con la próxima reunión del Consejo Europeo, prevista para el 1 de febrero, la cual ha descrito como «muy importante». «La finalización del proceso de ratificación del protocolo de adhesión de Suecia por parte del Parlamento húngaro creará una fundación sólida sobre la que sacar adelante nuestras relaciones bilaterales y reforzar nuestra confianza y entendimiento mutuos», ha añadido.

Tanto Suecia como Finlandia solicitaron la adhesión a la Alianza en mayo de 2022 tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de ese mismo año. Finlandia logró unirse a la OTAN en abril de 2023, pero la adhesión de Suecia no se ha completado, si bien este mismo martes, el Parlamento de Turquía –el otro país de la Alianza que quedaba por ratificar el proceso– ha dado el visto bueno a la adhesión, un proceso al que aún le falta la ratificación del presidente, Recep Tayyip Erdogan, para que sea oficial.

Ankara ha dilatado la aprobación de la entrada de Suecia en la OTAN durante 20 meses, tras alegar preocupaciones de seguridad y acusar a Estocolmo de no combatir a supuestos miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Las condiciones turcas para entrar en la OTAN han obligado a realizar una reforma constitucional en Suecia y a introducir reformas legislativas para redoblar la lucha contra el terrorismo.

Salir de la versión móvil