Barranquilla

Los procesos ante la Unidad para las Víctimas son gratuitos

La Unidad para las Víctimas ha identificado y detectado en todo el país organizaciones fachada y personas conocidas como “tramitadores” que contactan a las víctimas prometiéndoles ayudas económicas, subsidios, indemnizaciones, vivienda y todo tipo de beneficios a cambio de dinero o votos políticos, que se constituyen en el delito de estafa.

Debido a esto, la entidad hizo este mes el lanzamiento de la campaña contra el fraude “Que no le echen cuentos”, reforzando su estrategia con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, la cual no solo pretende detectar registros de falsas víctimas sino prevenir a intermediarios que pueden aprovecharse económicamente de las víctimas.

En Atlántico, las víctimas del conflicto armado denunciaron en el nuevo Punto de Atención de Malambo, los cobros de los que son objeto, desde noviembre del año pasado, por parte de una persona a quienes referencian como “Johanna”; quien las habría citado a una reunión política para ofrecerles tramitar de manera más rápida la indemnización y acceso a vivienda a cambio de votos y de 20.000 pesos por cada víctima.

“Ella hizo una reunión en la casa de una vecina, ahí fue donde dijo que trabajaba en la Unidad y que la indemnización la iba a quitar el Gobierno, pero que ella nos iba a tramitar eso antes que se acabara, que solo debíamos pagarle 20.000 pesos para cubrir gastos de papelería, y que ella no iba a cobrar nada porque la idea era que votáramos por el político”, expresó Martha Pérez*, víctima de desplazamiento, quien accedió junto a su familia a este ofrecimiento. Tras conocer el lanzamiento de la campaña en medios de comunicación, denunció los hechos.

El director General de la entidad, Ramón Rodríguez, anunció que se han logrado depurar cerca de 15.000 registros del Registro Único de Víctimas que presuntamente presentaban inconsistencias, de los cuales a la fecha se han excluido 6.177 casos que corresponde a 34.641 personas. En el departamento de Atlántico, la Unidad ha recibido 104 denuncias contra fraude, dentro de las que se han detectado 25 falsas declaraciones que equivalen a 132 personas excluidas.

“La modalidad de víctimas falsas implica la existencia de falsos testimonios o declaraciones sobre circunstancias de tiempo, modo y lugar que rodearon los hechos victimizantes. Generalmente en esta modalidad se pretende cobrar ayudas humanitarias o indemnizaciones. En algunos casos hemos identificado redes de tramitadores que cobran porcentajes o exigen sumas de dinero para estructurar este tipo de falsedades y luego cobrar las medidas que entrega la Unidad, aun acudiendo a acciones de tutela, en las cuales igualmente hacen incurrir en error a los jueces para el reconocimiento de dichas medidas”, explicó Rodríguez.

Según informó el enlace de víctimas del municipio de Malambo, Karen Tordecilla, “son muchas las personas que se han acercado al nuevo punto de atención para denunciar la misma situación, incluso, jóvenes que no son víctimas del conflicto, aseguran que ‘Johanna’ les afirma que están incluidos en el RUV y que pueden tener acceso a las ofertas o convenios de estudio, y no es así”.

Este caso junto a otras 6.796 quejas recibidas a junio de 2019, están siendo atendidas e investigadas por la Unidad para las Víctimas a través del Grupo de Indagación y Protección contra Fraudes (GIPF), quienes analizan las denuncias de usuarios, funcionaros, colaboradores y otras entidades sobre el tema con el apoyo de la Fiscalía.

Los departamentos donde se ha registrado el mayor número de quejas son: Cundinamarca (1320), Antioquia (1315), Valle del Cauca (505), Huila (417), Tolima (364), Nariño (323), Magdalena (310), Bolívar (290), Norte de Santander (237), Risaralda (196), Santander (188), Cauca (163) y Cesar (131).

En la página web de la Unidad para las Víctimas se encuentran los formatos que las víctimas pueden diligenciar si tienen denuncias sobre hechos irregulares. También pueden enviar un correo a la dirección grupocontrafraudes@unidadvictimas.gov.co donde pueden relacionar y adjuntar la información y denunciar los hechos de fraude, o hacerlo directamente en los Puntos de atención a víctimas.

#DIARIOLALIBERTAD

Fuente