NoticiasTecnología

¿Cuernos en el cráneo por uso excesivo de celulares?

Por el uso de los celulares adultos jóvenes están desarrollando un ‘cuerno’ o ‘gancho’ en el hueso occipital (que está ubicado en la parte posterior inferior del cráneo), esto debido a que la inclinación hacia adelante de la cabeza desplaza el peso de la columna vertebral a los músculos de la parte posterior de la cabeza, lo que causa el crecimiento de los huesos.

Esta afirmación resultó de una investigación de la Universidad de la Costa del Sol en Queensland, Australia, publicada en la revista académica Nature Research.

David Shahar y Mark Sayers, investigadores en biomecánica y autores de la publicación, argumentan que el crecimiento de este hueso es causado por el uso de celulares y otros dispositivos de mano que están cambiando la postura corporal, haciendo que los usuarios mantengan la cabeza inclinada hacia adelante de forma recurrente y en lapsos más largos.

La evidencia de la investigación, que comenzó hace tres años, reúne una muestra de 1.200 radiografías tomadas a personas entre los 18 y 86 años, en Queensland. Los autores encontraron que el 33 % de la muestra presentó este “cuerno”, el cual era más grande y común entre los jóvenes.

“Estas formaciones tardan mucho tiempo en desarrollarse, por lo que eso significa que las personas que las padecen probablemente han estado haciendo hincapié en esa área desde la primera infancia”, explicó Shahar a The Washington Post.

Por su parte, Mark Sayers dijo al periódico estadounidense que “el peligro no es el cuerno en sí mismo, más bien, la formación es una muestra de algo desagradable que está sucediendo en otra parte, una señal de que la cabeza y el cuello no están en la configuración adecuada”.

¿Pero qué implicaciones tendría esto para la salud humana? La publicación dice que una deformidad de tal magnitud podría estar directamente relacionada con dolores de cabeza crónicos y dolor en la parte superior de la espalda y el cuello.

Los investigadores añadieron que su descubrimiento marca la primera documentación de una adaptación fisiológica causada por la penetración de la tecnología en la vida cotidiana.

Aunque otras publicaciones han advertido sobre el “pulgar para enviar mensajes de texto”, un padecimiento que se parece al síndrome del túnel carpiano, o la inflamación de los tendones del cuello conocida como “Text Neck”, o trastorno en la posición del cuello, estas investigaciones no tienen evidencia para relacionar el uso de teléfono con cambios profundos en la forma ósea de los seres humanos.

Fuente: eltiempo.com