Al igual que con los seres vivos, las marcas poseen un imprint genético que las hace únicas; su posicionamiento equivale al ADN y de hecho ya muchos profesionales del marketing moderno han cambiado el termino por el biológico.

El ADN de la marca la hace, como a las personas, un ser único y diferente a los demás…marca y define la personalidad de la marca o de la persona, por eso no es extraño encontrar en el mundo del mercadeo que quienes han creado marcas exitosas tiendan a confundirse con ellas, imprimiéndoles sus valores, su filosofía y su personalidad…SON PARTE DEL ADN DE LA MARCA.

Veamos enseguida algunos de los ejemplos más relevantes de esta afirmación:

1.- HENRY FORD.

 

Fue Henry Ford el creador de los primeros vehiculos a motor en USA bajo su apellido, que rápidamente se convirtió y consolidó como una marca lider en el mundo del automóvil…Los valores y principios del fundador se trasladaron a la marca como parte indisoluble de su ADN, algo que los primeros consumidores de FORD entendieron y apreciaron en la primera mitad del siglo anterior…Hoy muy pocos saben de Ford la persona…pero su ADN está en la impronta de la marca para siempre.

2.- EL CORONEL SANDERS Y KFC.

 

Fue el Coronel Sanders quien en el estado de Kentucky en US fundara la que hoy se conoce como la mayor cadena global de venta de pollo frito: KENTUCKY FRIED CHICKEN o KFC, como ya se abrevia en su logo…La marca no lleva el nombre de su creador, pero si su imágen, ya famosa mundialmente…Sanders le imprimio a la marca su personalidad y su simpático rostro, además de haber sido por muchos años, antes de su partida, el vocero publicitario de la marca…Genio y Figura del Coronel Sanders son la esencia del ADN de la marca KFC.

3.-BILL GATES Y MICROSOFT.

 

Hablar de Bill Gates y de MICROSOFT es hablar de una misma persona…Si, persona como marca y como el ser humano que supo imprimirle a su marca su genio y su espíritu de lo actual, lo tecnológico, lo amigable para toda la sociedad moderna. Eso ha sido Microsoft y eso es Gates, cuando fue su Presidente/fundador y ahora ya retirado y convertido en un espléndido altruísta…imagen que siempre va a quedar labrada en el ADN de la marca que él creara.

4.-STEVE JOBS Y APPLE.

Al igual que Gates, el apellido de Jobs no fue parte de la marca APPLE, pero sus valores y su forma de ser y de pensar quedaron en la impronta de la marca…son la escencia de su ADN. Steve Jobs sigue vivo en la mente de todos los millones de fieles consumidores a la manzana mordida simbolo de APPLE, porque creyeron y siguen creyendo en los valores que le imprimió y, como él  mismo lo vaticinó en la frase de arriba, “RESUENAN EMOCIONALMENTE” CON LA MARCA…en otras palabras HAY EMPATIA. En la medida en que APPLE persevere en esos valores, tendrá clientes fieles a Jobs por mucho tiempo mas despues de su temprana partida.

5.- WALT DISNEY.

 

 

 

Para quienes fuimos niños o adolescentes entre las décadas de los años 50 y 60 del siglo anterior, el nombre DISNEY siempre estuvo asociado a un ser humano de carne y hueso que aparecía  en las pantallas en blanco y negro de la tele de entonces, para invitarnos a navegar en el mundo fantástico de Mickey Mouse, del Pato Donald, de Blanca Nieves y los enanitos, en fin, de tantos personajes maravillosos que desde entonces han acompañado al niño o niña que todos llevamos dentro y que es la esencia del ADN de la marca DISNEY.

Walt Disney ya no está en este mundo terrenal, pero su fantasía prevalece en todos nosotros…Para muchos ya no es una persona, pero es una marca siempre viva gracias a esa persona que algunos tuvimos el privilegio de conocer.

6.- GILLETTE.

Desde que a principios del siglo anterior King Gillette desarrollara la maquina y cuchilla de afeitar,  resolviéndole una engorrosa tarea a todos los hombres del planeta, la marca GILLETTE creció exponencialmente hasta llegar a ser una de las más reconocidas en el mundo de hoy…Hace años la figura de su fundador desapareció de los empaques de sus productos originales, siempre las cuchillas de afeitar, reemplazadas por los modernos sistemas de ahora, pero el famoso apellido GILLETTE convertido en marca lleva en su ADN el espíritu del fundador, muy poco conocido por las nuevas generaciones como el inventor que nos resolvió el problemita de la afeitada diaria.

Para cerrar este corto escrito debemos concluir con algo esencial en marketing que nos indica que las marcas entre mejor reflejen el sentir de sus consumidores leales, mejor se sostienen en el competido mundo de hoy…Ese sentir emocional es casi siempre el reflejo y la proyeccion de quienes tienen desde la empresa la responsabilidad de velar por la marca…ellos, el “cliente interno”, son parte del ADN  de la marca, desde el pórtero hasta el presidente de la compañía.

 

Carlos Escobar