En decisión de segunda instancia, el despacho de la vicefiscal General, María Paulina Riveros dejó en firme la resolución de acusación contra el ganadero antioqueño Santiago Uribe Vélez por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado. El empresario es investigado por presuntamente haber fomentado la creación y expansión del grupo paramilitar conocido como “Los 12 Apóstoles” en el municipio de Yarumal (Antioquia) en la década de los ochenta.

La Vicefiscal General no aceptó los argumentos presentados en el recurso de apelación por parte de la defensa de Uribe Vélez en contra de la decisión tomada por el fiscal 10 delegado ante la Corte Suprema de Justicia el pasado 21 de octubre. En el recurso se manifestaba que la resolución de acusación no había tenido en cuenta la contradicción en la que habían incurrido varios de los testigos.

“Ante la decisión de la Vicefiscal de negar la apelación de Santiago Uribe, disenso respetuoso”, trinó el abogado penalista Jaime Granados Peña, quien defiende los intereses del empresario. El hermano menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez se encuentra privado de su libertad desde marzo de 2016 en una guarnición militar en Ríonegro (Antioquia).

FUENTE EL ESPECTADOR