El virus del Zika se ha expandido rápidamente en Colombia desde que se confirmara el primer caso en octubre del año pasado. Aunque en principio se pensaba que el virus estaba asociado a zonas tropicales, un estudio realizado por investigadores colombianos y estadounidenses encontró el Zika se expandió uniformemente por todo el territorio nacional y hoy el país cuenta con al menos, 65,726 contagiados, de las cuales 12,000 son mujeres embarazadas.

El estudio, publicado el día de ayer en The New England Journal of Medicine, los investigadores colombianos junto con científicos estadounidenses de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) indicaron que las mujeres infectadas duplican a los hombres. Sin embargo, el estudio sugiere que esto pudo darse porque más mujeres fueron evaluadas debido a los riesgos en los embarazos. San Andrés y Providencia, Norte de Santander, Casanare, Huila y Amazonas son los departamentos más golpeados con el virus.

El informe, que fue apoyado por el Instituto Nacional de Salud también muestra que 11,944 mujeres embarazadas se han contagiado con Zika. De estas, 1,484 fueron confirmadas con pruebas de laboratorio.

Los investigadores evaluaron un grupo de cerca de 2.000 de esas mujeres embarazadas y encontraron que el 90% de ellas se contagió durante las últimas semanas de embarazo. Sin embargo, dentro de este grupo, ninguno de los niños que posteriormente nació lo hizo con alguna malformación.

Una de las cosas que los científicos esperan aclarar con estudios como estos es entender por qué algunas mujeres con Zika dan a luz bebés con microcefalia y otras no. Se sospecha, según indican los investigadores, que el momento del embarazo en el que se adquiere la infección tiene un papel. En este caso, los bebés de las mujeres que se infectaron en sus últimas semanas nacieron completamente sanos, por lo que esto podría ser una pista.

Microcefalia, más dudas que certezas

Dentro de los casos de malformaciones como la microcefalia infantil, encontraron evidencia del virus dentro de cuatro bebés. Todos ellos, nacieron de madres que no tenían ningún tipo de evidencia de haberse contagiado de Zika y no estaban bajo vigilancia. La mayoría de las personas que posee el virus no tienen síntomas visibles.

Cerca de 12,000 casos de Zika dentro de mujeres embarazadas y 65,726 en total es una cifra preocupante. No obstante, los investigadores aseguran que la cifra de contagiados es aún mayor, pues es sumamente difícil contabilizar a las personas que poseen el virus y no tienen síntomas.

Además, los autores del estudio recuerdan que para el año 2010, cerca de la mitad de los embarazos en Colombia fueron “sin querer” y muy pocas de las mujeres sexualmente activas reconocieron haber utilizado condón en su última relación sexual, no obstante 61% de las encuestadas indicó que se protegía de algún modo. “Si el Zika se puede transmitir sexualmente, las autoridades de salud deberían insistir sobre la importancia del condón o de la abstinencia para prevenir la transmisión del virus”, escriben los investigadores.

Por ahora, El INS sigue actualizando sus números sobre el virus del Zika y ha comenzado a reportar los números de casos de microcefalia y del síndrome de Guillain-Barré; problemas que aún siguen siendo investigados para determinar la verdadera relación entre el Zika y estas patologías.

EE