La Fiscalía General de la Nación, en una decisión notificada hoy, decidió absolver de todos los cargos en su contra al almirante Álvaro Echandía, director de la DNI, por el caso del llamado hacker Sepúlveda. Según el ente investigador, se concluyó que “las conductas que se atribuyen al señor Álvaro Echandía Durán no se adecuan objetivamente a ningún tipo penal”, por lo que se ordena el archivo de las diligencias.

Queda, entonces, libre de toda sospecha de participación en la infiltración de la campaña presidencial de 2014, y se ratifica que la Dirección Nacional de Inteligencia está bajo el mando de una persona seria, que no ha abusado de su cargo para favorecer intereses de ninguna clase.