Pese a las gestiones que desde diversos sectores se han adelantado, parece que el encuentro entre el máximo comandante de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, y el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, está lejos de ser una realidad. El último empuje para el diálogo entre las dos partes lo hizo Álvaro Leyva, exministro conservador, quien se reunió el pasado jueves con Uribe para manifestarle la importancia que puede tener para el país un encuentro con el líder guerrillero, en el que sea el proceso de paz el tema principal.

No obstante, a pesar de las intenciones de intermediación de Leyva, para Uribe es suficiente el encuentro que pueda darse con los delegados del Gobierno en el proceso de paz, o los representantes de los diferentes sectores que se han sentado en la mesa de diálogos de La Habana. Por eso, el expresidente afirma que pese a su cercanía con Leyva, lo único que pretende es hacer llegar sus observaciones al proceso. Observaciones que según él son ampliamente conocidas.

“Hace dos semanas expresé que esas observaciones las pueden transmitir a las Farc y al Gobierno de la manera más constructiva. El Dr. Leyva, el Dr. Bernard Aronson, delegado de las conversaciones de Obama, y el exsecretario de Naciones Unidas, Kofi Annan, con quienes también nos hemos reunido en varias ocasiones y seguimos estando dispuestos a ese diálogo. Nuestras preocupaciones son ampliamente conocidas, lo que pasa es que nada se ha incorporado”, indicó Uribe, quien calificó el diálogo con Leyva de veraz y constructivo.

Asimismo, el senador del Centro Democrático destacó que no es él quien debe reunirse con la cúpula de las Farc, pues eso es competencia del Gobierno Nacional y los delegados en la mesa por lo que, su facultad se limita a comunicar las objeciones que tiene contra el proceso que se adelanta en La Habana.

“Yo primero tendría que decir que el competente para la negociación es el Gobierno Nacional. Desde mi posición de simple ciudadano con unas responsabilidades de senador en compañía de los colegas del Centro Democrático lo que hemos hecho es hacer llegar unas observaciones al Gobierno y a personas que hablan con las Farc”, agregó el expresidente de Colombia (2002-2010).

De esta forma, Leyva recibe el primer “No” concreto por parte de uno de los dos interlocutores que espera en un diálogo que, para el exministro, no debería postergarse ni un minuto más, pero que ante las declaraciones del expresidente parece diluirse, o limitarse a que sea con miembros del Gobierno Nacional.

EL ESPECTADOR