IMAGEN-15348635-2[1]

En un concurrido acto celebrado en la noche de este jueves en el salón principal del Country Club fue el homenaje al empresario y exsenador Fuad Char Abdala, como reconocimiento a su trayectoria empresarial, política, deportiva y de servicio a la ciudad y al país.

El acto organizado por amigos y empresarios locales fue también para exaltar que el pasado 22 de enero el presidente de la República, Juan Manuel Santos, le impuso a Char la Medalla Cruz de Boyacá, en el grado Gran Cruz, máxima distinción que entrega el país a oficiales del Ejército, ciudadanos eminentes y a personalidades de países hermanos.

Char recibió en la noche del jueves distinciones de la Cámara de Comercio de Barranquilla y Fenalco, las medallas Puerta de Oro de la Gobernación del Atlántico, Ciudad de Barranquilla de la Alcaldía de Barranquilla, y Orden de la Democracia del Congreso. Además de una distinción especial de sus nietos como abuelo ejemplar.

Al acto asistieron el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, quien en una corta intervención destacó el trabajo y la vida de Char como empresario. También estuvieron la alcaldesa de Barranquillera, Elsa Noguera; el gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre, además de empresarios y personalidades de la ciudad.

En un conversatorio con el periodista Mauricio Vargas, Char, de descendencia libanesa, recordó la llegada de su familia al país, en medio de anécdotas sobre cómo nacieron las primeras Olímpicas, principal negocio comercial de la familia.

En más de 40 años de trabajo, Char ha logrado construir uno de los más grandes grupos políticos y el Holding Corporativo Olímpica, que actualmente tiene 280 tiendas con presencia en 80 ciudades del territorio nacional, así como en Panamá y Costa Rica.

Fue gobernador del Atlántico (1984), ministro de Desarrollo (1991), senador (1994, 1998, 2020 y 2010) y embajador en Portugal.

Durante su ejercicio como gobernador estuvo al frente de grandes gestiones, como la construcción del estadio Metropolitano, la Plaza de la Paz, así como de la coordinación de la visita de su santidad Juan Pablo II a Barranquilla.

Desde la década de los 70 asumió la condición de directivo como máximo accionista del equipo de fútbol profesional Junior de Barranquilla.

También es la cabeza de la Organización Radial Olímpica, conjunto de 28 emisoras en la banda FM, líder de la sintonía en varias ciudades del país. Y de otras empresas ligadas a la producción de alimentos y al financiamiento comercial.

Fuente: El Tiempo