protestas en venezuela

Protestan contra política económica del Gobierno, la inseguridad y exigen libertad de estudiantes.

Al menos dos muertos, uno dirigente chavista y el otro estudiante, y 23 heridos dejaron los disturbios en Caracas durante una manifestación de estudiantes y opositores contra el gobierno, informó la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

“Tenemos dos personas fallecidas, lamentablemente el ciudadano de un colectivo (chavista) Juan Montoya, falleció producto de un impacto de bala, igualmente la persona que corresponde al nombre de Bassil Dacosta, quien también murió producto de un impacto de bala”, dijo Ortega Díaz.

Desde temprano, los opositores protagonizaron nutridas manifestaciones en el centro de la capital Caracas y en las ciudades más pobladas de la nación, en reclamo por la elevada inflación -que cerró en 56,2 por ciento el año pasado-, la escasez de productos básicos y el alto índice de homicidios.

Pero los seguidores del presidente Nicolás Maduro también se concentraron en Caracas y en la ciudad central de La Victoria para celebrar el Día de la Juventud, recordando una batalla independentista del Siglo XIX donde tuvieron masiva participación jóvenes venezolanos.

En su mayoría jóvenes universitarios, los opositores marcharon hasta la sede el Ministerio Público para exigir la liberación de una veintena de los suyos detenidos por manifestarse contra el Gobierno de Maduro.

Cuando la marcha parecía menguar, algunos se lanzaron contra la policía antimotines con piedras y palos hasta que grupos vinculados al Gobierno conocidos como “colectivos” llegaron al lugar y se produjeron enfrentamientos con armas de fuego.

Mientras tanto, en otro punto de Caracas, miles de simpatizantes del chavismo se concentraron en las cercanías al palacio presidencial de Miraflores.

En las últimas semanas, grupos encabezados por el ala más radical de la oposición -integrada por Leopoldo López, la diputada María Corina Machado y el alcalde de Caracas Antonio Ledezma- han salido a las calles a protestar contra el Gobierno de Maduro, generando enfrentamientos violentos con fuerzas de seguridad.

El mandatario ha advertido que las manifestaciones pretenden desbancarlo de su cargo, apenas 10 meses después de haberlo asumido. “Ha rebrotado en Venezuela una corriente nazi fascista que quiere llevar al país por el camino de la violencia y el caos, pero hoy la juventud revolucionaria en la calle ha dicho que no lo permitirá”, dijo Maduro durante un acto en Caracas.

Los manifestantes respondieron con firmeza. “Mientras más represión, más calle tendrán los estudiantes”, dijo la dirigente estudiantil Tamy Suárez.

En el 2002, las masivas protestas de la oposición terminaron en un breve golpe de Estado que sacó al fallecido Hugo Chávez del Gobierno por unas 36 horas, pero el líder volvió respaldado por un grupo leal del Ejército y gracias a partidarios que inundaron las calles pidiendo su regreso.

Las protestas opositoras anteriores a las del miércoles habían tenido poca convocatoria y sacaron a la luz las fracturas internas, porque los más radicales apoyan las marchas pero los más moderados -como el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles- han sido más cautelosos. “Estamos aquí para liderar y que el país tenga futuro, el caos no se soluciona con más caos”, dijo Capriles quien llegó para acompañar la nutrida marcha de los estudiantes en Caracas.