El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó el miércoles desde el Palacio de Miraflores que el país tomará las armas para proteger su soberanía si es necesario. “Estamos defendiendo la libertad de un país. Se defiende para que siga siendo libre, soberana, democrática […] Si algún día nos toca tomar un fusil, lo tomaremos. Estudio, trabajo y fusil”, cita ‘El Universal’.

Maduro convocó al sector educativo a movilizarse el sábado en contra de la Organización de Estados Americanos (OEA) sosteniendo que los jóvenes del país “tienen derecho a exigir que se respete la soberanía nacional”.

En caso de que se aplique la Carta Democrática de la OEA para Venezuela, solicitada por el secretario general del organismo, Luis Almagro, les tocará [a los jóvenes] “un trabajo de resistencia histórica que llevaría a una batalla final”.

A su vez, la canciller venezolana denunció este miércoles que la república bolivariana es víctima de una campaña de hostigamiento por parte de Almagro, publica Telesur. “En Venezuela, Luis Almagro no da órdenes”, sostuvo la ministra en el marco de una rueda de prensa. “Este mecanismo [revocatorio] se activa cuando el pueblo lo decida, no cuando el señor Almagro lo decida […] En Venezuela no hay ruptura del orden constitucional alguno”, reiteró.

Asimismo, la ministra alertó sobre que se acerca “una intervención incluso armada” en la nación por parte del “imperio, que ha creado situaciones artificiosas”, como la crisis económica, que sirven como pretexto, cita ‘El Universal’.