Los constantes enfrentamientos entre manifestantes y Fuerza Pública en el marco de las movilizaciones del paro agrario nacional son, en gran parte, responsabilidad de la guerrilla del ELN, según denunció este lunes el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas.

Según señaló el funcionario, esta guerrilla pretende presionar el inicio de los diálogos de paz y los responsabilizó de los principales hechos de violencia en el departamento del Cauca, donde se registró la muerte de dos indígenas, que recibieron disparos con armas no convencionales.

“Aquí hay dos clases de protestas que están claramente definidas: una protesta indígena y campesina que ha tenido las expresiones más legítimas, porque tienen pleno conocimiento de las maneras como se ha actuado con el Gobierno (…) esa es una protesta legítima que en algunos casos han tenido excesos y que ha pasado de ser puramente pacífica a tener algunos abusos y hay una protesta infiltrada por el Eln”, dijo el jefe de la cartera de la Defensa quien recordó que el mismo ELN lo confirmó en un comunicado.

“El ELN está presente en las manifestaciones, pues como no lo vamos a reconocer el resto de los colombianos. Esa es una protesta menor, más violenta, más peligrosa y que por supuesto tiene aspiraciones de política para poder influir sobre el inicio de los diálogos de paz, pero hay que diferenciar claramente las dos porque así es su naturaleza”, agregó Villegas.

En un balance de la situación de orden público en el país, el ministro informó que durante las manifestaciones realizadas durante el paro agrario ha habido un alto grado de agresividad contra la Fuerza Pública, y subrayó que esta no ha sido una protesta pacífica.

En diálogo con Caracol Radio, Villegas informó que 54 uniformados resultaron lesionados, de los cuales 47 han sido agredidos en el Cauca, 3 en el Meta, 2 en el Valle del Cauca, 1 en Huila y 1 en Caldas. 16 de los heridos todavía están en observación y 3 se mantienen hospitalizados.

“Tenemos un panorama de afectaciones a bienes públicos y privados. A nuestra Fuerza Pública le han dañado camiones, tanquetas, vehículos tipo grúa, incendiaron una camioneta del Comandante Operativo de Popayán, han incendiado motocicletas, han dañado 34 vehículos a particulares, se han pinchado o les han dañado las llantas para tratar de atravesarlos en las carreteras, hay un tractocamión que fue incendiado en Antioquia y otro en Norte de Santander” reveló el Ministro.

Destacó que, según informes de la Policía Nacional de las 6 de la mañana de este lunes, la mayoría de las vías nacionales no tienen bloqueos, aunque manifestaciones aún se mantienen en el Cauca a la altura de Santander de Quilichao, dos, y una a la altura de Suarez. En el Chocó permanece un bloqueo en la carretera Quibdó-Medellín en el kilómetro 12.

“Los que más están sufriendo los bloqueos son los caucanos, en especial la ciudad de Popayán. A los hospitales los hemos tenido que abastecer de manera extraordinaria por vía aérea, sobre todo con medicamentos, cosas como gases medicinales, oxígeno etc.; hemos abierto un puente aéreo de Satena entre Cali y Popayán, pues tienen realmente problemas”, dijo el jefe de la cartera de la Defensa al señalar que el Gobierno sí espera que pueda solucionarse hoy mismo esta situación.

El Ministro presentó además un balance de los civiles que han resultado afectados en medio de las manifestaciones campesinas y destacó que hasta el momento se han registrado dos heridos adultos y un menor de edad en Buenos Aires (Cauca) por la manipulación de artefactos explosivos; varios indígenas con lesiones en las extremidades, dos de ellos en La Delfina (Valle del Cauca).

“En materia de personas fallecidas tenemos un accidente de tránsito en La Delfina, al principio de la protesta, también dos indígenas en El Rosal (Cauca), donde Medicina Legal ha dicho que su muerte fue causada por explosivos artesanales, y tenemos algunos heridos por las intervenciones que ha hecho el Esmad, que son cerca de 47”, informó el Ministro.

Por último, señaló que las Fuerzas Armadas realizarán las acciones necesarias para que el bloqueo que hoy afecta a Popayán.

El domingo, el ELN publicó este domingo un comunicado respaldando la protesta y criticando al gobierno por acusar a los manifestantes de estar “infiltrados por la guerrilla”.

Esos señalamientos “son la orden para que las fuerzas estatales arremetan contra los marchistas”, aseguró.

Para esa guerrilla, el Gobierno “incumple” los acuerdos con los campesinos, al igual que lo hace con ellos cuando les pone la condición de abandonar el secuestro para entablar diálogos de paz, paralelos a los que se adelantan con las Farc y cuya instalación se anunció a fines de marzo.
 

EL ESPECTADOR