“El escándalo de Canal Isabel II podría ser peor que el de Odebrecht”, señaló Normán Alarcón, dirigente cívico quien ha estudiado la prestación de los servicios públicos en la región Caribe, al referirse sobre las capturas de 12 personas relacionadas con la empresa pública española dueña de la Triple A, entidad que presta el servicio de acueducto y alcantarillado en Barranquilla.

“Triple A es la empresa más endeudada con la banca en Barranquilla. Sin embargo, la junta directiva ha decidido seguir entregando dividendos principalmente a España, y al Distrito de Barranquilla no le giran nada”, aseguró.

El dirigente destacó que en contra del servicio prestado por la empresa no hay quejas. “Ellos ofrecen un servicio de calidad en Barranquilla y otros 14 municipios del Atlántico, pero en la última asamblea desarrollada hace un mes, los mismos accionistas aceptan que el 90% del agua que están depositando al río Magdalena lo hacen sin ningún tratamiento”, aseguró.

Alarcon dijo que espera que la Procuraduría General de la Nación adelante las investigaciones que anunció la semana anterior en las ciudades de la costa en donde la polémica empresa pública de Madrid tiene o tuvo presencia, como es el caso de Barranquilla, Riohacha y hasta hace unos días en Santa Marta.

“Entre los capturados se encuentra Edmundo Rodríguez Sobrino, quien hasta el año pasado fue presidente de la junta directiva de Triple A”, recordó el estudioso del tema, quien también denunció que la composición accionaria de la empresa cambió en 1996 bajo la Alcaldía de Édgar George, sin contar con el Concejo Distrital, teniendo en cuenta que el Acuerdo 023 establecía que el Distrito tendría el 85% y el sector privado el 15% restante.

“Ahora el Distrito cuenta con una composición del 14,50% e Inassa, grupo filial del Canal Isabel II pasó a tener el 85%”, recalcó.

FUENTE CARACOL