La Gobernación del Atlántico inició este lunes un plan de choque para contrarrestar las ‘nochadas’, fiestas clandestinas en las que menores de edad están expuestos al consumo de alcohol, drogas y sexo.

Así lo comunicó el subsecretario de Participación Ciudadana, Edgardo Mendoza Ortega, quien afirmó que ya se coordinó con la Policía incrementar las labores de inteligencia en los sectores del Departamento donde se realizan estas actividades prohibidas.

La medida, de acuerdo con la Gobernación, fue tomada durante la reunión de la Mesa Departamental de Infancia y Adolescencia y Fortalecimiento en la que tiene asiento la Secretaría del Interior de la Gobernación. Allí  se establecieron estrategias conjuntas de prevención y seguimiento para contrarrestar las ‘nochadas’.

Durante la reunión, en la que participaron la secretaria de Gobierno de Soledad, Elsa Carreño, representantes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), Defensoría del Pueblo y Policía de Infancia y Adolescencia del Área Metropolitana de Barranquilla, se determinó hacer frente a estas concentraciones ilegales, especialmente, en el suroccidente de la capital del Atlántico y el municipio de Soledad.

El subsecretario de Participación Ciudadana aseguró que habrá sanciones para los padres de familia que no se hagan responsables de sus hijos, debido a que son muchos los riesgos a los que se están exponiendo los jóvenes. Entre las sanciones están amonestaciones en privado y trabajo social por 48 horas. En caso de reincidir, el Icbf entrará a imponer sanciones más drásticas.

“Ahora vienen los carnavales y queremos evitar que los menores sean involucrados en situaciones por consumo de alcohol, drogas o sexo, además, es una época en la que cualquier adulto se puede aprovechar de ellos. Para prevenir hechos lamentables hemos recomendado que se haga una labor de  pedagogía en temas de familia  para concientizar, tanto a padres como a hijos, de sus compromisos y deberes”, indicó el funcionario.

 

Fuente:  El Heraldo