Please assign a menu to the primary menu location under MENU

Noticias

La Red De Protección invita a denunciar a los expendedores de drogas cuyo objetivo principal son los menores de edad

El paquete de ocho a diez pastillas cuesta apenas 500 pesos, lo mismo que una colombina o un par de chicles. Durante 20 minutos provocan alucinaciones y relajación. Pero lo peor viene después: dependencia. Se venden disfrazadas como dulces, en colegios privados y oficiales del país.

La Secretaría de Educación da cuenta del aumento del uso de drogas, que se duplicó: de 2.494 casos detectados de alumnos de colegios distritales que consumieron algún tipo de droga se pasó a 5.196. La mayoría (62 por ciento) fumó marihuana, en las principales ciudades del país, cuatro de cada diez escolares, especialmente entre los 12 y los 17 años, consumen o han consumido una droga al menos una vez en su vida.

Para analistas como Efrén Martínez, presidente de la ONG Colectivo Aquí y Ahora, la ubicación de ciertos colegios, especialmente públicos, facilita el acceso de los niños y los adolescentes a las drogas. “Sabemos que hay dos jíbaros que viven cerca del colegio: ‘Trenzas’ y ‘Panzas’, son menores que integran pandillas usadas por redes de microtráfico. El Distrito ha identificado 131 ollas y más de 470 expendios satélite (más pequeños) en los entornos de los colegios públicos. Las cifras de la Policía Nacional también evidencian el aumento de la venta de drogas en los colegios y sus entornos, en todo el país. “Este año tenemos incrementos en las incautaciones de droga respecto del mismo lapso del año pasado, la venta y el consumo de drogas han traído otras consecuencias graves, como hurtos hechos por los propios estudiantes como una forma de conseguir recursos para satisfacer su vicio, mientras en los planteles públicos tomaron fuerza unas pastillas sintéticas nacionales que se consiguen a un precio que oscila entre 5.000 y 20.000 pesos la unidad (fabricadas en Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cali), en los privados comenzaron a verse el año pasado pepas de éxtasis que parecen dulces y se venden en paquetes de reconocidas marcas, incluso de chocolates o brownies. “Las más comunes son la Fantasma Azul, la Criptonita Verde/Supermán y la Orange

La información y denuncia oportuna pueden salvar a un menor de caer en las garras de la droga, www.reddeproteccion.org es la herramienta para que usted dé a conocer los nombres y lugares donde se vende ese tipo de sustancias a los jóvenes, así podremos cuidar a nuestros niños, niñas y adolescentes y evitar que sean tentados a consumir. ¡Ayúdenos!

La entrada La Red De Protección invita a denunciar a los expendedores de drogas cuyo objetivo principal son los menores de edad se publicó primero en Noticias Manizales.

Leave a Response