Please assign a menu to the primary menu location under MENU

Noticias

Tráfico en la Zona Norte empeoraría en la temporada de fin de año

A propósito de la restitución de los predios de Invías en la Zona Norte, necesarios para la construcción de la doble calzada Cartagena – Barranquilla, Miguel Acosta,  gerente de la Concesión Costera que construye el proyecto, señaló que para esta temporada se evidenciará cómo afecta el atraso de la obra a la movilidad del sector.

Acosta indicó que el próximo mes podría ser “el pico más alto” de los trancones en la Zona Norte, pues los cuatro carriles construidos de la vía, en el sentido Cartagena Barranquilla, desencadenan en dos en el sector Cielo Mar, donde no se han podido continuar los trabajos de la vía por el proceso de desalojo de particulares que ocupan esos terrenos.

“Cuando se termine el viaducto, a mediados del año próximo, la situación podría ser peor porque serían seis carriles desembocando en dos”, señaló.

El gerente de la Concesión agregó que aunque se ha avanzado en la restitución de los predios de Invías, los 600 metros faltantes de la vía no podrán construirse hasta que les sean entregados todos los terrenos, incluso los 2 metros que quedaron pendientes del restaurante Blas el Teso porque en ellos está una columna del local que debe ser movida.

“Son pocos metros los que quedan pendientes pero no podemos comenzar a trabajar hasta que no se tengan todos los predios porque debemos subterranizar redes de acueducto, energía y alcantarillado y esos son trabajos que se deben hacer de forma continua”.

Ademas, en el margen derecho, en el sentido Cartagena – Barranquilla, está pendiente la restitución de un terreno, cuya resolución ya fue expedida según lo  manifestado por el acalde local 2 Gregorio Rico, quien aseguró que está en trámite la notificación del desalojo voluntario y que en caso de que los dueños del negocio no se retiren, se procederá a hacer la diligencia con el apoyo de autoridades como la Policía y la Personería.

ELUNIVERSAL

Leave a Response