Please assign a menu to the primary menu location under MENU

DeportesNoticias

Así fue el primer cara a cara entre Junior y Flamengo

Junior y Flamengo vuelven a verse las caras 33 años después del último enfrentamiento que ambos equipos protagonizaron en una competición continental. El primer y único duelo, hasta el momento, entre rojiblancos y rojinegros se dio en la fase de grupos de la Copa Libertadores de 1984, con saldo positivo para los brasileños, que triunfaron tanto en Barranquilla (2-1) como en Río de Janeiro (3-1).

El vetusto estadio Romelio Martínez fue protagonista de un duelo apasionante, entre el subcampeón de Colombia, en aquel momento, y un Flamengo lleno de estrellas, armado para ganar la máxima competición continental de clubes.

De la nómina del ‘Fla’ hacían parte jugadores de la talla de Ubaldo Fillol, Mozer, Figuereido, Adalberto, Tita, Júnior, Edmar, entre otros.

Fue un duelo candente de principio a fin, con polémica y con un Junior que dio la pelea hasta el final, incluso teniendo la posibilidad de lograr un empate histórico en los pies de Omar Alfredo Galván, pero el arquero argentino Ubaldo Fillol atajó el penal que hubiese significado el 2-2 definitivo.

Los primeros minutos del encuentro mostraron a un Junior agresivo, que intentaba sacar ventaja por la banda de Jesús ‘Kiko’ Barrios, apelando a su velocidad y potencia. El delantero cesarense fue un constante dolor de cabeza para el experimentado Junior, que se vio obligado a doblar sus esfuerzos.

“Víctor Pérez tomaba la pelota en mitad y metía pases largos a la espalda de Junior, intentando explotar la velocidad y la potencia de Barrios. ‘Kiko’ le ganó varias veces y lo incomodó, le hizo pasar una noche complicada”, cuenta Javier Castell, quien hacía parte de aquel equipo, aunque no alcanzó a ser inscrito en aquella Copa Libertadores.

Cuando mejor jugaba el ‘Tiburón’, llegó el tanto del Flamengo en los pies de Edmar. El delantero recibe un pase de Lico y define eludiendo primero al arquero Pogani. Los defensores rojiblancos quedaron estáticos pidiendo fuera de juego de Lico, que el árbitro peruano Édinson Pérez nunca sancionó. La furia del técnico Varacka se hizo sentir, con una protesta airada al juez central.

La reacción del local fue inmediata, al punto que seis minutos después el cuadro barranquillero logró la igualdad a través del argentino Omar Alfredo Galván, que convirtió en gol un penal que le cometieron al habilidoso ‘Kiko’ Barrios.

Junior mantuvo el pie en el acelerador en la etapa complementaria, pero volvió a pagar caro sus errores. Varacka sacó del juego a Víctor Pérez, una decisión controvertida, que favoreció a los brasileños, porque les quitó de encima el jugador que les estaba cortando el juego en el centro del campo.

Otra falla defensiva originó el tanto del triunfo visitante. Centro de Edmar desde el costado izquierdo para que Tita reciba libre de marca, se perfilara y sacara un derechazo que dejó sin opciones a Pogani.

Y cuando parecía que el empate llegaría a un minuto del final, Fillol le ataja el penal a Galván, una acción terminó marcando el destino del encuentro.

“Fue un partido difícil, trascendental. Jugamos contra un gran equipo como el Flamengo, que no fue superior a nosotros, pero que convirtió las opciones que tuvo. Merecíamos el empate”, recuerda ‘Lucho’ Grau, quien, con 23 años, jugó los 90 minutos de aquel compromiso copero.

“La nómina de Junior de ese año fue la base que había dejado Solari, con Ischia y Bauza, entre otros. Le hicimos frente al Flamengo, porque teníamos un buen equipo, pero no nos alcanzó por lo menos para empatarles. Realmente ese Flamengo era un equipazo”, concluye Fernando Fiorillo, quien ingresó en la segunda parte de aquel compromiso.

33 años después, Junior volverá a recibir al Flamengo, un equipo con historia, que ya protagonizó un duelo apasionante en La Arenosa.

ELHERALDO

Leave a Response